Warhammer Fantasy RP - La Compañía de la Luna Roja

Un día tarde y un chelín menos | Parte 2
Aventura Introductoria

1st Mitterfruhl, 2521

… y resonaron los cuernos de guerra, una banda de hombres bestia se avalanzó hacia diligencia.

Entre ellos un Campeón de los Hombres bestia amenazó a la compañía, batiendose en combate contra Sieg, Birgitta y Kurgi. Mientras Sieg realizaba espadazos, era Birgitta la quien intentaba parar los golpes del mutante, mucho superior a ella, hasta acabar matandola con un espantoso golpe con su hacha a dos manos, rebanando la cabeza de la patrulla de caminos ante el estupor de todos sus compañeros.

Desde camino por el sur apareció un tipo extraño, ataviado con ropajes negros y grises, portando un báculo y desenvanidando su espada, cuando del bosque le flanqueó un mutante por sorpresa. Viktor Gosbert, como así si presentó posteriormente, se batió con su espada con el asqueroso mutante mientras le apoyaba el Cazador Warmund Oberholtzer, que disparaba al mutante desde una posición nada ventajosa.

Giovanni di Ventura, optó por utilizar la Inteligencia y el subterfugio, deslizándose por las sombras de los árboles para alcazar las espaldas y flanquear a las terribles bestias, con su espada y estilete tileano.

Pero sin duda fue el Enano Kurgi, claramente afectado y entrado en una especie de trance tras ver como su amiga Birgitta moría, el que trinchaba a los Hombres Bestia hasta llegar al Campeón para darle sendos hachazos debilitandolo, para que luego, a causa de un espadazo de Sieg, le cortara por la mitad al Campeón, dividiendolo en dos piezas y duchándose en sangre mutante.

El combate finalizó con la baja de Birgitta Tageslicht, que causó mella en la moral de la compañía. Los ánimos estaban caldeados y no era ni momento ni lugar para entablar una negociación con el mercader histérico, que se presentó como Klaus von Rothstein, un próspero mercader de Mariemburgo que se iba asentar en Übersreik por negocios. Aun así Giovanni di Ventura intentó por todos los medios, incluso amenazandolo con su espada, para que este le diera un paquete que se negaba a poseer.

El herido Rutger Abend, apelando a la ley y a la calma, logró contener la situación que a todas vistas iba acabar con un derramamiento de sangre. Así que apelando al buen juicio, convenció a toda la Compañía y al Mercader para volver a Übersreik. Klaus von Rothstein fue una pesada carga, pues no paró de increpar a la compañía que por su culpa, ante negar que cargaran sus pertenencias, le habían hecho perder mucho dinero.

Finalmente, la Compañía llego a Übersreik, concretamente a la Posada de la Luna Roja donde descansaron y algunos hasta pensaron apesadumbrados en la jóven y prometedora Birgitta.

Video de Sesión

View
Un día tarde y un chelín menos | Parte 1
Aventura Introductoria

1st Mitterfruhl, 2521

La Compañía se hospedó durante los últimos días en la Posada de la Luna Roja en Ubersreik, al lado del río Teufel.

Birgitta, la patrulla de caminos, estába esperando la llegada de su compañero, Rutger Abend, en una diligencia proveniente de Marienburgo mientras Giovanni, un Barbero Cirujano Tileano, esperaba ansioso la llegada de un paquete, que se supone debe llegar en la misma diligencia procedente de Marienburgo. Birgitta se ha decidió en ayudarlo a buscar la diligencia, para poder recuperar el paquete, y a su compañero, como parte de sus deberes como patrulla de caminos. Además de Sieg von Krieg, Escudero del Mariscal de Campo Antonin Sieber de la Reiksguard de Übersreik, este joven entusiasta que vive para y por sus méritos. Por último, Warmund Oberholtzer, un Cazador, se prestó en ayudar a Birguitta a batir el terreno únicamente por monedas.

La Compañía improvisada dejó la posada en busca de la diligencia retrasada y del misterioso paquete de Giovanni…

Casi a un día y medio desde Übereik encontraron la Diligencia en un serpeteante camino entre la Aldea de Geissbach y Überesreik. Fueron testigos de como una Manada de Hombres Bestia saqueaban y hostigaban a Rutger Abend, el colega de Birguitta, que se encontraba gravemente herido… mientras que el cochero de la diligencia yacía a su lado… muerto…

La Compañía sin dudarlo se lanzó prestos a ayudar librando un cruento combate hasta hacer húir a los hombres Bestias hacia el interior del Reikwald. Durante el combate la compañía se percató que dentro de la Diligencia había enloquecido un Mercader, que a gritos pedía que lo ayudasen de los Hombres Bestias que intentaban abrir las puertas de diligencia e intentar matarlo.

Poco después, la Compañía se encontró fortuitamente a Kurgir Balginsson, un enano matatrolls que llegaba desde Geissbach a petición de Birgitta pues el enano es su compañero inseparable, para el enano aun mantiene una deuda personal con el padre de Birgitta.

Después de intentar hacer entrar en razón al Mercader en estado de Shock y hablar con Rutger de la situación, la compañía se presentaba nerviosa ante las claras evidencias de más hombres bestias provenientes del Bosque del Reikwald… hasta que estos aparecieron…

Video de Sesión

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.